Casa del Lector

Reflexiones del Prof Rodríguez de las Heras sobre la construcción de la Biblioteca Digital de la Casa del Lector de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

Una tarea fundamental en la construcción de la BDCLha sido su conceptualización. El tiempo empleado no es demora. La BD es un edificio que hay que levantar sobre arenas movedizas; así que hay que profundizar mucho para alcanzar una base sólida.

El resultado son unos conceptos que puedan resistir el poner en pie un proyecto que se centra en una transformación cultural, la de la cultura escrita, por efecto de una evolución tecnológica trastornadora.

Y se hace este proyecto dentro de Casa del Lector: un Centro Internacional para la Investigación, el Desarrollo y la Innovación de la Lectura.

No es sólo metáfora hablar de que el solar es de arenas movedizas. Porque una de las características de la BD es que sus fondos no estarán hechos de libros al uso. Primera perturbación. La unidad de construcción ya no es el libro códice, ese artefacto de papel. Pero tampoco lo va a ser el libro electrónico. Será el libro de arena. La “granularidad” de la escritura es una pieza conceptual clave para levantar la BD.

No podemos tocar fondo en el objeto libro (de papel), ni siquiera en la obra libro (caso del libro electrónico). Hay un mayor desmenuzamiento, pero no desintegración, de la escritura digital; y, curiosamente, encontrarlo es uno de los objetivos de la BD.

Es una búsqueda, no un a priori.

Encontrarlo a lo largo del tiempo es el proyecto de la BD. Porque no hay hoy más que un proceso profundo de alteración de lo establecido.

Así que ya tenemos un rasgo de la BD: ir al ritmo de la transformación. No intentar, por tanto, congelarla.

Un desafío para algo que insiste en llamarse biblioteca. ¿Provocación? Quizá un poco, pero, sobre todo, por que esto quiere señalar que se utiliza el espacio de la biblioteca secular, referencia de la cultura escrita, como laboratorio, como lugar de observación, para ver los efectos de los cambios en un lugar tan sensible a las transformaciones que se están produciendo, y las que se producirán.

Los fondos de la biblioteca serán sedimentarios. No es el resultado de un aporte previo debido a un programa de adquisición de materiales existentes, sino los sedimentos pacientes de una intensa actividad de la BD (círculos, proyecciones en el muro, los lugares de las palabras).

Veamos esta inversión del proceso normal de una biblioteca, ya que no se empieza con la creación de unos fondos, fundamento material de la biblioteca, sino con una actividad que va dejando unos sedimentos.

¿Cuál es la justificación de esta inversión?

Otro concepto esencial de la BD. La tesis de que la digitalidad tiende hacia la oralidad. No por que usemos la palabra hablada, sino sus estrategias y condiciones.

Si estamos presenciando la emergencia y la reinterpretación de la oralidad entonces nos preguntamos: ¿cómo se hace memoria en la cultura oral? ¿Conservando? No. Replicando.

Lo que se dice se mantiene en el aire, proceso tan efímero, con la reiteración de lo dicho y la repetición de lo que se escucha. La persistencia de la palabra es por insistencia.

De manera que la labor de una BD es replicar aquello que se escribe en la Red (digitalidad) y que por la naturaleza de ese espacio se comporta más como si fuera oralidad que escritura.

¿Y en qué consiste la acción de replicar? En dar lugar a, en que tenga lugar aquello que se escribe en el espacio sin lugares que es la Red.

Consecuente con ese “dar lugar”, la BD hace que puedan tener lugar en su sede de Casa del Lector 1) coloquios, conversaciones, focus groups... sobre fenómenos de la palabra digital... (círculos); 2) proyecciones en el muro de la tridimensionalidad de discursos hipertextuales, ya que la hipertextualidad es inseparable de la escritura digital; 3) la colocación de las palabras de un texto en los lugares de un escenario (salas de la CL) y diseminándolo también por lugares de la ciudad. Se recupera y reinterpreta así el arte de la memoria que nos legó la cultura oral (Realidad Aumentada).

Toda esta actividad se disemina por streaming, y se archiva y edita audiovisualmente, y se sedimenta en los fondos de la BD. Así se constituyen los fondos de la BD: como resultado de replicar la BD obras, discursos, fenómenos que se producen en la Red; como resultado de dar lugar en la BD aquello que se ha producido en el espacio sin lugares de la Red.

Contact us

The Digital Living Initiative

Instituto de Cultura y Tecnología
Universidad Carlos III de Madrid

Calle Madrid 126
28903 Getafe, Spain

E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Phone: +34 91 624 9456
Fax: +34 91 624 9129